En el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo. EXHORTA IMSS FORTALECER LA PREVENCIÓN

2 de Mayo del 2019

• Los accidentes de trabajo son una de las primeras causas de ausentismo laboral y representan el tercer motivo de atención en los servicios de urgencias
En el Marco del Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Reynosa, Tamaulipas, dio a conocer que los accidentes de trabajo son una de las primeras causas de ausentismo laboral y representan el tercer motivo de atención en los servicios de urgencias, después de los que ocurren en la vía pública y en el hogar.
Al respecto, el coordinador Clínico de Medicina del Trabajo del Hospital General de Zona (HGZ) No. 15 del Seguro Social en esta ciudad, Rogelio Alfonso García Orta explicó que durante todo el año se desarrollan actividades de prevención de riesgos, como cursos de capacitación, integración y actualización de las comisiones de seguridad e higiene en las empresas, así como la elaboración de diagnósticos de seguridad, y estudios de medio ambiente laboral.
En este sentido, destacó que el IMSS trabaja permanentemente en el fortalecimiento de los Programas de Atención Preventiva Integrada (PrevenIMSS) y de Vigilancia y Control de Riesgos a la Salud en los Trabajadores (VICORSAT), en los que participan las áreas de Medicina Preventiva, Orientación al Derechohabiente, Trabajo Social, Prestaciones Sociales y Económicas, y Seguridad e Higiene en el Trabajo.
En este sentido, advirtió que el exceso de confianza, la falta de capacitación y conocimiento para operar maquinaria, posiciones inseguras o no hacer uso de accesorios de protección -como guantes, cascos y lentes-, son factores que inciden para que se dé un accidente.
Finalmente García Orta detalló que la atención médica que reciben los pacientes que llegan por accidentes laborales, va desde la sutura de heridas menores hasta intervenciones quirúrgicas, siendo las partes del cuerpo con más lesiones, la región baja de la espalda, las muñecas, las manos y los pies, y el tratamiento depende de la magnitud del trauma y el tipo de daño físico que se suscite.