Festeja a sus Pescadores, la alcaldesa de Guerrero, Tamaulipas.

Por: Lic. Alfonso Uribe Rubalcava.
Instituido como la mejor manera de celebrar a quienes cotidianamente surcan las aguas de una Presa que en su bondad cobija la pesca que generosamente brinda a sus captores, es como el Día del Pescador fue creado en el Municipio de Guerrero, Tamaulipas, haciendo de este día una fiesta popular a donde todos con gusto acuden para celebrar, para disfrutar, para gozar de gratos momentos en compañía de amigos, familiares y compañeros de trabajo.
La profesión del pescador evoca la imagen de Jesucristo que en una de sus tareas más importantes durante su presencia en la tierra, fue la de pescar almas para llevarlas a la salvación y a la cercanía con Dios, siendo por ello que para todos los que ejercen este oficio, ser pescador es motivo de orgullo, de satisfacción y de gozo, aún cuando en ello se vaya tostando la piel por la intensidad de los rayos del sol y aún cuando esto implique rudas jornadas de labor en las cuales hay riesgo de vida y de integridad física.
Esto le da mayor motivo a la celebración y más si quien les ofrece el festejo lo hace con el corazón en la mano, con toda la sinceridad nacida del alma y con el gusto de convivir con su pueblo, como en este caso lo hace la Maestra Iris Albeza Peña Ramírez, Presidenta Municipal de Guerrero, Tamaulipas, quien poniendo todo lo que estuvo de su parte, hizo lo posible para que a través de un gran festejo se pudieran celebrar a los pescadores, en un día hecho especialmente para ellos.
Fue con música, con una deliciosa cena, en medio de un sorteo de útiles obsequios y con un gran baile popular, en donde el espacio fue insuficiente para que las parejas danzaran al ritmo de la música de un gran conjunto musical, contando con la distinguida presencia de los legisladores Federal, Lic. Olga Juliana Elizondo Guerra y estatal electo, Lic. Féix “Moyo” García, así como los miembros integrantes de su Cabildo y funcionarios y empleados municipales, quienes con mucho gusto se dieron a la tarea de atender como se lo merecen hoy y siempre, los pescadores sus esposas y sus hijos.
Felicidades a Todos los Pescadores.
Y gracias Maestra Iris Peña, por darle a todos ellos, el lugar que merecidamente se han ganado.