Recomienda IMSS consumir agua para un mejor cuidado del organismo

  • El agua participa en la mayoría de las reacciones químicas del metabolismo: digestión, respiración, absorción y excreción

 

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tamaulipas aconseja el consumo frecuente de agua, ya que ésta ocupa en el cuerpo humano un importante porcentaje, de alrededor del 60 por ciento del peso corporal de un adulto.

 

El Seguro Social hace una atenta recomendación a la población en general para que procure el consumo diario de este vital líquido, que además de múltiples propiedades fisiológicas, permite al organismo mantenerlo saludable, pues participa en la mayoría de las reacciones químicas del metabolismo, como son los procesos de digestión, respiración, absorción y excreción.

 

El director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) N° 40 del IMSS en Reynosa, Francisco Emmanuel Diaz Cisneros, explicó que el consumo diario de agua “ayuda a eliminar toxinas del cuerpo, es el medio ideal para transportar nutrimentos a todas las partes del organismo; recoge sustancias de desecho de la actividad celular; es un complemento de una dieta sana y equilibrada; contribuye al mantenimiento de la temperatura corporal del organismo, y por medio de la generación de sudor, lo mantiene fresco y libre de toxinas.”

 

Mencionó que el agua en el cuerpo humano, forma parte de los fluidos corporales, como la sangre, la saliva, líquidos sinoviales, lágrimas y los fluidos nasales, “y es un excelente complemento alimenticio para la mujer embarazada, los niños recién nacidos y los enfermos, porque no contiene calorías y es baja en sales, lo que ayuda a que el organismo funciona adecuadamente.”

 

Diaz Cisneros, dijo que es importante tomar diariamente dos litros de agua simple; por lo menos pero, si se hace ejercicio habitualmente, para evitar una deshidratación, se recomienda beber otros 400 o 500 mililitros dos horas antes de la actividad física, lo que permite mejorar los niveles de fluidos corporales y retarda los efectos adversos de un consumo insuficiente de agua durante el ejercicio.